Nombre comercial, ¿cómo crear el nombre perfecto?

Nombre comercial, ¿Cómo crear el nombre perfecto?

By Published On: mayo 12, 20228.3 min read0 Comments

“Tengo una idea brillante, pero ¿qué nombre comercial le pondré?” Este es uno de los principales obstáculos que enfrenta todo emprendedor, sobre todo la juventud de hoy en día, que apuesta cada vez más al emprendimiento. Elegir el naming adecuado para nuestra marca, debemos hacerlo a través de requisitos indispensables para determinar no solo un bonito naming, sino más bien EL APROPIADO.

Las grandes marcas perduran en el tiempo por la zapata con la que construyen sus ideas, y no tan solo por la arquitectura, es decir, gracias a los fundamentos con los cuales están estructuradas.

Conceptos y definiciones que debes conocer

Antes de adentrarnos a identificar como crear un nombre comercial para una empresa, es importante comprender algunos conceptos que estoy totalmente seguro que te servirán de ayuda toda la vida.

¿Qué es el naming?

El naming es el proceso creativo mediante el cual se determina el nombre de una marca, este puede ser fácil o complejo de elaborar, pero lo más importante es que es el principal responsable del éxito o el fracaso de cualquier proyecto por más brillante que sea la idea.

¿Qué es un nombre comercial?

 El nombre comercial es el nombre, denominación, designación o abreviatura que identifica o distingue a una empresa, emprendimiento o establecimiento en su actividad comercial.

¿Qué es una marca?

Marca es cualquier signo visible apto para distinguir los productos o los servicios de una empresa, con respecto a los productos o servicios de otras empresas.

¿Cuál es la diferencia entre un nombre comercial y una marca?

En materia legal, el nombre comercial está destinado a ser el representante de una empresa legalmente constituida, figurando en sus papeles y sellos bolígrafos. Sin embargo, la marca juega un papel comercial, siento la cara de una empresa, es decir, puedes tener una empresa con el nombre comercial DE TODO PARA EL HOGAR, INC. y promocionalmente usar la marca JUGOS PO, este último tendría alcance solo para contextos promocionales mientras que el nombre comercial, para legales.

¿Qué quiere decir esto?

Qué si te urge registrar una empresa y no sabes que nombre poner, puedes pensar en algo que abarque distintas industrias, que puedas utilizarlo para todo y registrar la empresa con este. Ya luego que el producto este fluyendo, registras una marca acorde a tus gustos e intereses. Lo importante es que empieces a operar.

¿Cómo hacer que un nombre comercial perdure en el tiempo?

Antes de entrar en materia es importante conoces algunos rasgos que van a definir la esencia de tu proyecto y que son las bases para el éxito del mismo.

1.º Redacta los valores

Para tener claro cuál será la zapata del proyecto. Los valores te van a ayudar a comunicar tu marca de forma coherente y fiel al núcleo de tu empresa.

2.º Define la misión y visión

Se debe tener claro cuál es nuestra meta desde el principio. En definitiva, crear el nombre de una empresa que a lo largo del tiempo sea memorable va a depender mucho de la misión y visión de tu negocio, tal vez no le veas sentido, pero si lo ves desde el punto de vista de que tu nombre comercial debe significar algo o tener una historia detrás, entonces estoy seguro de que vas a querer que sea a fin a tu misión y visión de negocio.

3.º Define el tono de voz

El tono de voz se trata de la forma en la cual quieres transmitir la marca (Tu propio estilo).

¿Para qué sirve esto? Tener definida la razón de ser de nuestra idea, los objetivos y valores, ayudará a encontrar un naming que vaya acorde a dichas cualidades, ¡Una marca sólida!

El proceso de cómo elegir el nombre de una empresa

Ya tengo una marca estructurada en valores… ¿Ahora qué?

Una vez listos todos los valores, tener clara la misión que tendrá la marca “La razón de ser”, y saber cómo se encaminará la visión mediante el tono de voz… ahora toca “Diferenciarse de la competencia”

Lo que no debes hacer para elegir tu nombre comercial

Vamos a empezar diciéndote que no debes hacer porque es importante hacerlo por lo alto.

  1. No elijas el nombre de tu empresa solo porque alguien te dio la idea
  2. No uses generadores de nombres de internet
  3. No uses abreviaciones como A&J
  4. No elijas un nombre sin antes investigar
  5. No usar nombres comunes, de personas o animales, debes innovar creando un nombre fresco y fácilmente memorable.
  6. No limitar el proyecto por el nombre, emplear nombres globales que puedan dar flexibilidad de abarcar más escenarios de ser necesario.
  7. Tener cuidado con los nombres en otros idiomas o impronunciables, estos pueden ser difíciles de asimilar por el target de la marca.
  8. No te limites porque tu nombre es extraño, ningún nombre nace gustando, ¡Tú haces que guste!
  9. Tampoco te compliques porque no signifique algo, tú puedes darle el significado.

Anota los nombres de la competencia

No es un secreto que el principal enemigo es la competencia, el nombre comercial no puede parecerse al de ninguna otra institución, elabora una lista con todos los integrantes que compartirán el ring, tanto directos como indirectos.

Redacta los primeros bocetos del naming

Ya muchas ideas han llegado, ya están definidos los valores a proyectar en la marca, es hora de anotar los principales candidatos para el proyecto. Para esto partiremos de algunos consejos.

Paso 1

Haz una lista de las palabras que te gustan, las que te llaman la atención, ya sea por pronunciación, composición visual o lo que representa. También puedes buscar el significado de palabras puntuales en otros idiomas y si te hace sentido, usarlas.

Apóyate de listas de nombres:

  • Galácticos
  • Animales
  • Terrestres
  • Marinos
  • Personas
  • Etc.

NOTA: Estas listas es de referencias y para que te fluya la inspiración.

Paso 2

Empieza a mezclar sílabas entre tus principales candidatos

¡El proceso de elección del naming!

Cabe mencionar que el naming debe ser corto, existen muchos casos donde el nombre de la marca también describe la misión de la misma, ej. “laMarca Asesoría fiscal y contable”, esto en principio puede parecer estratégico “Porque dice a qué se dedica la empresa”, pero cuando tu audiencia comience a recordar surgirá un problema: ESTARÁS LIMITANDO LA EMPRESA A UN TARGET ESPECÍFICO, además de que creará muchas complicaciones en temas de diseño, publicidad, etc. estas prácticas no son recomendables.

¿Qué puedes hacer?

Elige un nombre corto para la marca y acompáñalo siempre con una breve descripción, cuando la marca se posicione entonces reemplazar la descripción por un lema. Veamos un breve ejemplo.

Nombre comercial o marca: VIRTUS

Descripción Comercial: Asesoría fiscal y contable

Es importante que seas que dicha descripción no será parte del nombre comercial, marca o signo distintivo en general, sino que lo usarás de forma complementaria cuando lo necesites, ej. en un volante publicitario.

¿Ventajas? El nombre podrá ser usado para otras cosas, no limita… con tan solo cambiar la descripción es suficiente para abarcar otros horizontes.

¿Cómo elegir el mejor nombre comercial para mi empresa?

De la lista de ideas vas a tomar como criterio de evaluación: tamaño, pronunciación, memorabilidad, existencia en el mercado y composición visual. Estos parámetros serán tu punto de partida para descartar entre una opción u otra.

Saca un top 5 y compártelo con un máximo de 10 personas, dividido en 5 profesionales y 5 aleatorios porque necesitas opiniones de sentimientos también. A estos le harás preguntas como ¿Qué piensas cuando te digo la palabra XXXPALABRA?

La idea no es que te digan cuál nombre elegir, sino más bien, saber que opinan al respecto para tener otro punto de vista. La decisión es tuya, y recuerda que tú tienes la visión de tu proyecto.

Evalúa el posicionamiento de tus opciones

Lo primero que harás es colocar tus ideas de nombres, una por una en el buscador de tu preferencia (Google, Bing, etc.) y vas a evaluar los resultados, tomando en cuenta:

  1. Si existen empresas con el mismo nombre
  2. De que país son las coincidencias existentes
  3. Si existen nombres de dominios parecidos o iguales

Esta práctica es buena porque si tus competidores (de nombres) no están en internet, tú puedes convertirte en la referencia con tu primera página web. Esto te ayudará a ir descartando algunas de tus ideas. Para consultar si los nombres de dominios están disponibles puedes hacerlo aquí

También puedes hacer el mismo proceso en redes sociales.

¡Elimina la relación!

Este es un tema de branding muy delicado, cuando hablamos de eliminar la relación hablamos de evitar al máximo el “pensar en otras cosas al hablar de Tu marca”, pronuncia el nombre que se haya elegido y comprueba con que lo vinculas o cuál es tu primer pensamiento, preséntalo incluso a tus conocidos para saber si coinciden en ello.

Para concluir

Llegó la hora del juez, este es el momento de saber si el naming elegido está disponible para su uso, visita la “Oficina de Propiedad Industrial”, correspondiente a tu país, donde podrás verificar la disponibilidad del mismo, ¿disponible? ¡Felicidades! Ve y haz el proceso de registro porque ya tienes una marca. ¿No disponible?, ánimos, solo debes elegir otro nombre, ya sabemos los fundamentos.

Mi querido tripulante, espero este material te haya servido de gran ayuda y una vez tengas elegido el nombre para tu empresa vengas a dejármelo saber en los comentarios. Nunca olvides que tu nombre nunca será perfecto, tú lo haces perfecto, así que muchos ánimos y a seguir navegando.

¿Te ha gustado?

Más contenido relacionado de Branding

Déjanos saber que piensas

¡Interactúa con nuestra tripulación!

Leave A Comment