No entraré en detalles sobre el porcentaje de rebote, si quieres conocer más échale un ojo a este artículo. Ahora si, empecemos!

Como es sabido, la página web es uno de los recursos más útiles que puede tener un negocio, ya que, si logra cumplir su misión, atraerá clientela y comunicará la identidad de la empresa. Ya sabiendo esto, lo más seguro estás ansioso de crear una página web que consideras apropiada y que todo el mundo conozca de tu empresa y lo maravillosos y capaces que son de hacer lo que sea en que se especialicen.

Y así, creas la página, lleno de emoción y con la certeza de que será un éxito rotundo.

Pasan los días, semanas, meses, y el tráfico de tu página es…mínimo. La gente no dura ni diez segundos y abandona la web, pero ¿a qué se debe esto? Bueno, es mi trabajo decirte algunos de los factores que deberías tomar en cuenta para evitar estas cosas.

Anteriormente mi compañero Eduardo había comentado un poco de este tema, hoy lo vamos a retomar.

Ver características de una buena página web

Diseño pobre

Ey! , puede que hiera tus sentimientos aquí, pero ese diseño ganador que pensaste que hiciste quizás no era tan bueno como creías. Aunque tu contenido sea el mejor, si parece algo sacado de 1998 o una de las páginas de juegos flash del 2004, los clientes no leerán nada.

¿Quieres recibir nuestro contenido de agencia cada semana?

Es una realidad que la primera impresión es importante, puedes que no lo creas, pero afecta el porcentaje de rebote fuertemente, y es difícil que un usuario nos de una segunda oportunidad de mostrarle el contenido después de que el diseño simplemente lo espantó.

Ya sea gráficamente, en cuanto a interfaz o navegación, el diseño de la página siempre debe ser un asunto que se trabaje de forma meticulosa, como si de armar un rompecabezas se tratase.

Contenido difícil de leer

Aquí parecerá que sigo golpeando al gallo kakirri, pero un buen diseño no solo se trata del área de imágenes, colores o gráficos. La Tipografía que se usa, al igual que el contraste entre el texto y el fondo, dictaran qué tan sencillo sea leer el contenido, y claro, que tan alto o bajito sea tu porcentaje de rebote.

No hay una regla estricta sobre el tema. Solo consejos simples. NADA de fuentes con ornamentos. Mantente con serif o sans-serif. 14px o más para el contenido y de 22px en adelante para los títulos.

Y por el amor a todo lo que es santo, no utilices colores claros para el texto si el fondo es claro también. créeme, le hará bien a tus ojos y los de tu cliente.

Tu sitio web no conecta con tus clientes

Okey, imaginemos que tenemos un sitio web de maravilla, hermoso, nominado para ser patrimonio de la humanidad de lo estético que es, pero… ¿de qué nos sirve si no conecta con nuestra audiencia? Desde mi punto de vista este puede ser el factor que más impacte el porcentaje de rebote.

Los visitantes de nuestra página, puede que vengan en busca de alguna ayuda, pero al momento en que esta asistencia no se de rápido, se encontrarán frustrados y es más que probable que dejen la página enojados y un poco frustrados.

Algunos clientes quieren la misma asistencia que obtendrían en un negocio físico, a cada momento posible, así que la implementación de un chat en vivo, puede ser aquello que decida si la gente se queda en nuestra página o no.

Contenido mal redactado: peor enemigo del porcentaje de rebote

Por favor, no.

El contenido es una de las partes más importantes de una página web y el peor enemigo del porcentaje de rebote. Así que antes de subir contenido, siempre ten en mente algunos factores:

  • ¿No hay faltas ortográficas?
  • ¿Las estadísticas provistas son correctas y están actualizadas?
  • ¿El contenido está bien escrito y es entendible?
  • ¿Cómo se siente el usuario ante el contenido?

El contenido desorganizado es un factor para tomar en cuenta por igual. Especialmente cuando los clientes buscan por información en especifica. El contenido visual como imágenes o videos, juega un papel importante en atraer la atención del cliente y mejorar su experiencia en línea. Por lo tanto, mientras más bueno es tu contenido, menos gente abandonara tu página.

Demasiada publicidad

Okey, si, entendemos que una de las ventajas de tener tu página web es que puedes ganar dinero de ella mediante anuncios y demás. Pero… llega un punto en que dejas de atraer personas y comienzas a repelerlas. Los pop ups y redirecciones excesivos tienden a ser irritantes.

Difícilmente un cliente haga clic en uno de los anuncios por interés, pero hay un montón de sitios con anuncios sobre anuncios sobre anuncios que no hacen que el cliente se sienta cómodo, ya que llegan a irritar bastante.

Así que… si sabes que a tu cliente no le gusta ver tantos pop ups… no los pongas, por favor.

Velocidad de carga

¿Sabes que el 40% de los usuarios abandonan tu web si tarda más de 3 segundos en cargar?

Los clientes que van a tu página buscan algo rápido y efectivo. En esta época de internet, 4 segundos de tiempo de carga es una eternidad y nadie quiere perder su tiempo.

Quizás ames tu sitio web, pero los visitantes no. Vienen a comprar algo o a buscar información lo más rápido posible. Si quieres que la experiencia de usuario mejore, haz tu sitio web sea accesible a tus clientes. Optimiza el tamaño y tipo de imágenes, evita plugins innecesarios, redirecciones, entre otros.

Te recomiendo leer el artículo para optimizar imágenes en wordpress. Pronto haré una nueva versión del que estamos usando en la agencia.

Tu web no se adapta a los dispositivos

Bien, digamos que has seguido todo lo que te he dicho al pie de la letra. Nuestra página web parece una obra hecha por el mismísimo Miguel Ángel. Todo en paz y tranquilidad si lo abrimos desde una computadora. Pero al abrirlo desde un teléfono celular…digamos que explota.

No tener una web adaptada a celulares hoy en día es perder oportunidades, y claro, un alto porcentaje de rebote seguro. La cantidad de usuarios que navegan desde celulares o tabletas es cada vez más alto y no solo conseguirás que se vayan a otras webs más amigables para ellos, sino que ahora Google no te mostrara en sus resultados para las búsquedas realizadas desde dispositivos móviles.

Ya teniendo todo esto claro, si nuestras páginas comienzan a fallar, podríamos aplicar uno de los conocimientos para trabajar en casos que sean similares a estos. Pero recuerda, no hay una fórmula específica para hacer páginas webs efectivas, solo sugerencias e ideas para mejorar en algunos aspectos.

Estoy pensando hacer un artículo donde analizamos una herramienta para ver cómo los usuarios se comportan en nuestra página web y tomar decisiones al respecto.

Déjame saber en los comentarios si quieres conocer más de ella.