Para obtener grandes beneficios en el desarrollo de un negocio o empresa es esencial conocer qué es una app. Dicho término proviene de la palabra inglesa “Application”, lo cual se traduce en un software que se diseñó específicamente para su ejecución en smartphones, tabletas y dispositivos móviles. Su origen proviene desde el año 2008 cuando recién empezó a usarse el término; pero no fue hasta 2010 que la palabra “app” se designó palabra del año de acuerdo a la Sociedad Americana de Dialecto.

La creación de una aplicación le aporta numerosos beneficios a un negocio o compañía. Destacándose la creación de vínculos más estrechos con la audiencia o clientes; así como el permiso para la creación de canales de fidelización. Además, contribuye a que la empresa pueda distinguirse de la competencia, debido a la integración de recursos actualizados e innovadores.

Siendo el objetivo principal de una app facilitar la resolución de tareas determinadas en cualquier momento; o bien, ayudar en operaciones y gestiones diarias. Actualmente, existen infinidades de aplicaciones para distintos fines; para leer noticias, para comunicarse, para el transporte público, para promociones comerciales, para jugar, así como para mantenerse al día en las redes sociales. Existiendo grandes tiendas en Internet que ofrecen numerosas aplicaciones para grandes sistemas como Apple-iOS, Android y Windows.

¿Qué es una app?

Una app o aplicación es un programa descargable que posteriormente se instala en una interfaz móvil; es decir, desde un smartphone o una tableta. Formando parte de nuestros dispositivos electrónicos; un lugar muy disputado entre las marcas mundiales. En el caso de las empresas o los dueños de la app, el icono representativo siempre se encontrará presente, permitiéndole a la marca encontrarse en la mente de sus usuarios constantemente; bien sea que se use el servicio o se realice otra actividad.

Dentro de las cualidades más destacables que ofrecen las apps se encuentra el acceso inmediato a ellas; requiriéndose solo pulsar el icono de la aplicación para que inicie. Una opción sumamente acertada para esta época donde la inmediatez al acceso de información es fundamental; destacándose las apps como el mejor vínculo entre el usuario y el proveedor.

¿Quieres recibir nuestro contenido de agencia cada semana?

¿Para qué sirve?

La utilidad de las apps dependerá de que tan bien implementada se encuentre la interfaz destinada a los dispositivos móviles. Le permite al usuario efectuar actividades de una forma fácil, rápida y con un óptimo rendimiento. Una app bien desarrollada resulta más efectiva que un sitio web estándar; ya que además de la interfaz, el contenido y la información que este disponible en la plataforma, ofrece mejor manejabilidad a sus usuarios.

De igual manera, le otorga mayores posibilidades al número de búsquedas orgánicas referentes al servicio de una empresa; beneficiando y aumentando la visibilidad de la app en aquellas tiendas de aplicaciones como la App Store y Google Play, trayendo como resultado un mejor posicionamiento SEO. Una app también le permite a sus usuarios una navegación y uso pleno de ella; debido a que se otorgan ciertos permisos al software para que conozca los intereses del usuario y pueda mostrar contenido más relevante para el mismo.