El diseño de identidad corporativa es un elemento esencial para cualquier empresa; de hecho, su gestación inicia o debería iniciar al mismo tiempo que la idea de crear una marca.  En dicha identidad deben reunirse los rasgos fundamentales del negocio, así como sus características más resaltantes. Desde el color, las dimensiones, la empatía, un mensaje hecho imagen… Son distintos los elementos que el diseñador gráfico deberá tener cuenta al momento de realizar el diseño de identidad corporativa de una marca.

Ahora bien, para la consolidación de un negocio existirán una gran variedad de aspectos relevantes. Los cuales deberán tomarse en cuenta para lograr alcanzar la seguridad financiera o la fidelización de los consumidores de la empresa. Entre los factores que permiten que una marca se apegue a los hábitos de consumo de los clientes suelen sobresalir los beneficios financieros, la relación post venta y, por supuesto, la identidad corporativa. Con ella se logra que el cliente asocie colores, símbolos y prácticas de la compañía.

¿Qué es el diseño de identidad corporativa?

El diseño de identidad corporativa es aquel que se encarga de reunir todos los valores que conforman la visión de mundo de una empresa. Sus principios, la postura con la que cuenta en distintas situaciones, sus acciones de endomarketing, así como la imagen que la compañía desea crear de sí misma. La identidad corporativa no solo se trata de la apariencia de un negocio; se relaciona con temas culturales y organizaciones fundamentales de la compañía.

A este concepto también se le denomina “identidad empresarial” o “corporate identity” y, resulta ser un aspecto indispensable para las empresas de cualquier índole. Debido a su relevancia en la relación con colaboradores y clientes. Además, se encarga de dar a conocer todo lo que una persona representa. Desde sus valores, su forma de relacionarse con otros individuos y su comportamiento en distintas situaciones. Siendo los elementos que conforman la identidad corporativa una mezcla de los aspectos antes mencionados: Los esenciales y los visuales.

¿Por qué tener una “Corporate identity”?

Una vez la identidad corporativa represente los elementos esenciales y visuales que conforman una empresa, será necesario definir claramente el patrón de comportamiento. De modo que tanto clientes, como socios y colaboradores sean conscientes de lo que pueden esperar de la compañía.

¿Quieres recibir nuestro contenido de agencia cada semana?

Las empresas que cuentan con un discurso sólido, pero que en la práctica actúan completamente diferente pueden perder de manera definitiva la confianza del público. Por ejemplo, si una marca expresa un discurso a favor de la conservación del ambiente y temas relacionados a la ecología, pero a la vez efectúa alianzas con compañías conocidas por ser contaminantes, ocasionará que el público cuestione la actitud de su negocio.

La identidad corporativa será entonces sumamente importante para la construcción de un mensaje sólido y fiable por parte de la empresa hacia sus consumidores. Resultando esto un factor crucial, debido a que las tendencias de consumo han hecho que la relación entre ambos (empresa – cliente) sea fundamental para la fidelización, así como también para el equilibrio de las ventas.

Rate this post
[serptrade]