Al escuchar el nombre de la empresa Samsung lo primero que aparece en la cabeza de los usuarios son los equipos tecnológicos como televisores, smartphones… Pero, ¿de dónde es la marca Samsung realmente? Los que se han interesado por la historia y la situación de la empresa, sabrán que la compañía es algo más: Un gigante de Corea del Sur. En dicho país, la marca Samsung posee hoteles, hospitales y ciudades. Aporta para la educación, defensa e inclusive para el sector aeroespacial. Se ha convertido en una importante compañía; aunque sus inicios fueron con la exportación de verdura.

Sí, verdura, así como lo has leído. En 1938 Lee Byung-chul, proveniente de la provincia de Gyeongsang apertura una empresa de exportación a la que le dio el nombre de Samsung; en coreano se traduce tres estrellas y fue la inspiración para su logo inicial. Al principio, la empresa se dedicó exclusivamente a la exportación comercial; más concretamente, a la venta de pescado coreano seco, de verduras, así como de frutas a Manchuria y Pekín.

No obstante, pasada una década aproximadamente, Samsung logra contar con sus propios molinos de harina, máquinas de confección; así como establecimientos para la fabricación y venta. Convirtiéndose finalmente en la moderna corporación global que se conoce en la actualidad.

¿De dónde es la marca Samsung?

Los inicios de la marca Samsung comenzaron en el año 1969, a partir de su fusión con Sanyo donde pasó a ser Samsung-Sanyo Electronics, rebautizándose más adelante como Samsung Electro-Mechanics y fusionándose posteriormente con Samsung Electronics en 1977. De hecho, Sanyo también goza de un origen particular al igual que Samsung; dicha empresa japonesa inició con la fabricación de lámparas para bicicletas. Es con ellos que Samsung elabora los primeros televisores en blanco y negro.

Desde ese momento en adelante todo el camino sirvió de crecimiento para Samsung. Comenzando su travesía con la fabricación de lavadoras, microondas, neveras y aires acondicionados. Al mismo tiempo, seguían creando filiales que se dedicaban a la fabricación, investigación, así como desarrollo de circuitos y maquinarias; entre ellas Samsung Techwin y Samsung Fine Chemicals. Desde la fundación de la denominada Samsung Aerospace Industries, la empresa se ha encontrado desarrollando sus capacidades en el sector aeroespacial continuamente.

¿Quieres recibir nuestro contenido de agencia cada semana?

Acercamientos a la tecnología

El creciente interés de Samsung por la tecnología propició la fundación de dos institutos de investigación y desarrollo pertenecientes a la marca. Contribuyeron a potenciar su alcance en los campos de la electrónica, de los semiconductores, de la ingeniería genética, de la ingeniería aeroespacial, de los sistemas de telecomunicación de fibra óptica, de los productos químicos a base de altos polímeros; así como en los campos más recientes relacionados a la innovación tecnológica. Abarcando desde la nanotecnología, hasta las arquitecturas de red avanzadas.

No obstante, en el año 1987 tras la muerte del fundador de Samsung, la compañía pasa a manos de su hijo Kun-He Lee. A lo largo de este periodo, Samsung se propuso llevar a cabo la reestructuración de sus antiguas actividades; accediendo a nuevos sectores con la finalidad de convertirse en una de las cinco empresas más importantes de la industria electrónica a nivel mundial.

[serptrade]