El estrés es un enemigo muy conocido en nuestras vidas, lo puedes hallar en tu vida personal y amorosa, pero queda demostrado científicamente que uno los epicentros del estrés más conocido está en tu ámbito laboral. Justo en el ambiente laboral es donde se encuentran todos los problemas que agobian a los que en su entorno convergen, por eso hoy te mostraré 3 tips contra el estrés laboral.

Todos tus compañeros de trabajo arrastran los problemas de su vida personal al lugar donde pasan la mayoría del tiempo en su día; esto es algo que es irrefutablemente le molesta a muchos PROFESIONALES de cartón, que se jactan de decir por los pasillos de la empresa que “no mezclan lo personal con su trabajo”.

Además, el ambiente laboral muchas veces se torna muy incómodo, ya sea por dificultades en los procesos laborales, errores técnicos que atrasan la entrega de un proyecto, o por un factor sorpresa totalmente desafortunado en tu lugar de trabajo.

Sea cualquier situación, el estrés aparece y nos daña el ADN, el cerebro, e incluso incrementa el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca, diabetes, algún trastorno del sueño, etc. Sin embargo, muchos de nosotros lo toleramos como algo normal.

Pero ¿cómo podemos pelear una batalla justa contra un enemigo que vive dentro de nosotros y que nos transforma en criaturas desequilibradas mental y físicamente?

¿Quieres recibir nuestro contenido de agencia cada semana?

Sencillo, a continuación 3 tips que te harán la vida laboral más sencilla y libre de estrés:

Organiza tus sentimientos

Aunque parezca mentira, los sentimientos muchas veces son confundidos por estrés; ya que muchas veces el estado anímico que posees influencia mucho tu cuerpo y tu capacidad para resolver tus actividades laborales cotidianas. Debes poner el cómo te sientes a un lado y darte un motivo a ti mismo para cambiar de ánimo.

Al final del día hacer tu trabajo bien te dará una razón para sentirte bien.

Define que es lo que te estresa

Es totalmente fácil, en este momento debes analizar que es lo que te provoca tanto estrés en el trabajo. Esto tiene que ver con el tipo de trabajo y la función que desempeñas en la empresa donde laboras. También va asociado a tu conducta, es decir muchas responsabilidades es igual a mucho estrés.
A continuación una pequeña lista de los factores que te pueden estresar en tu trabajo:

  • Proyectos pendientes
  • Mala comunicación con tu equipo
  • Colegas tóxicos
  • Trabajo mal pagado
  • Ambiente de trabajo pesado

Ejecuta las soluciones

En este punto, la organización es parte fundamental para combatir el estrés, debes programar según tu desempeño las fechas de entrega, las actividades que deben tener prioridades y que herramientas vas a utilizar para resolver esa situación. Quizás en algunos casos sea muy difícil debido al flujo de trabajo, pero lo que si es seguro es que hay que empezar pronto a resolver, ya que de no hacerlo se convertirá en un círculo vicioso donde tú serás el más afectado.

Debemos tener cuidado con este sujeto, ya que el estrés puede generar los siguientes padecimientos:

  • Presión arterial alta.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Diabetes.
  • Obesidad.
  • Depresión o ansiedad.
  • Problemas de la piel, como acné o eczema.
  • Problemas menstruales.

Como dice un famoso proverbio asiático “Si tienes un problema que no tiene solución, ¿para qué te preocupas? Y si tiene solución, ¿para qué te preocupas?”